Vendiendo su casa en 90 días

 

Son viviendas que por su calidad-precio se venden rápidamente, casi siempre en menos de 90 días, con un precio óptimo y por debajo de valor de mercado.

Salen a la venta con un precio llamado "PRECIO INTELIGENTE", que supone competir con ventaja en el mercado desde el comienzo de la comercialización del inmueble.